miércoles, 10 de septiembre de 2008

Cinco dedos soberanos...

La ciudad no existe ya, excepto en forma de centro cultural para turistas. Cualquier parador de carretera con su aparato de televisión, periódico y revista es tan cosmopolita como Nueva York o París. El campesino fue siempre un parásito suburbano. El campesino ya no existe; hoy es un ciudadano.

La metrópoli es hoy un aula; los anuncios son sus profesores. El aula tradicional es un hogar anticuado, un calabozo feudal. La metrópoli está anticuada. Pregúntenselo al
ejército.

La información instantanea de radio y televisión hace que la forma de ciudad carezca de sentido y de función. Las ciudades estaban relacionadas anteriormente con las realidades de la producción y la intercomunicación. Ahora no.

Hasta que se inventó la escritura, vivimos en el espacio acústico, donde viven ahora los esquimales: sin fronteras, sin dirección, sin horizonte, la oscuridad de la mente, el mundo emotivo, la intuición primordial, el terror. La palabra es el mapa social de este oscuro pantano.

El lenguaje estructura el abismo del espacio mental y acústico, ocultando su curso; es la arquitectura cósmica, invisible, de la oscuridad humana. Habla para que te vea. La estructura dirigió un rayo de luz a los altos picos del lenguaje; la escritura era la visualización del espacio acústico. Iluminó la oscuridad.
Marshall McLuhan, Cinco dedos soberanos impiden la respiración. El aula sin muros. Barcelona: Ed. Laia, 1974, pág. 255.

5 comentarios:

Juan Ramón dijo...

Hola Gusito
Me llamo Juan. Navegando por la blogosfera he atracado accidentalmente en tu blog. He leído un artículo, luego otro, despues otro... Llevo ya todos los que has publicado este año, de momento, pero ya no me resisto a decirte que por fin hallo un blog que me atrapa desde el principio y al que guardo en favoritos porque realmente merece la pena. Felicidades. Hasta tus artículo más cortos tienen mucha miga. Sin duda tienes ya en mi a otro lector.
Un saludo

Juan Ramón dijo...

Pero bueno, ¿nada nuevo que decirnos?? A ver si das pronto una nota de color en esta vida en blanco y negro.
Un saludo

JuanRa Diablo dijo...

Gusito, ¿no vuelves?
Dejanos al menos un mensajillo en el blog diciéndonos la fecha de tu retorno

La gata sobre el tejado dijo...

Hola gusitooo!!! Porque el silencio reside en tu pagina?? Vuelveeeeeeeeee!!!

Si ya sé, hay muy buena música tambien.... pero se echa de menos tus palabras... mucho mucho...

Un beso fuerte

gusito dijo...

Os pido disculpas por estos casi 3 meses de ausencia. Y os agradezco que os hayáis preocupado enviando vuestros mensajes. Como un niño travieso solo puedo decir una cosa: no lo volveré a hacer.

(dejaré una nota al menos avisando)